Exámenes médicos…¿Poniendo a prueba la paciencia?

Como comenté en el post anterior esto de los exámenes médicos no es fácil, ponen a prueba tu salud, pero también ponen a prueba la paciencia de las personas… A pesar de que todo había salido bien, tuvimos ciertos tropiezos en el áreImagena de radiología.

Para empezar, nos dijeron que pasáramos el día martes 21 de mayo a retirar los resultados, ese día salimos muy tarde de la consulta con el oftalmólogo, así que mi mamá pasó al siguiente día, (Miércoles 22) al llegar le dijeron que aun no habían preparado los informes, ni los CDs, que tenía que esperar unos días más, porque el doctor tenía que llamar a la Embajada para chequear nuestro expediente, para saber si realmente nos habían enviado a hacer los exámenes y otras tantas cosas más que le dijeron a mi mama, toda una historia para no entregar los resultados sabrá Dios porque. Ese mismo día mi mamá logro hablar con el doctor, usó todo su poder de convencimiento, pero el doctor seguía insistiendo que la Embajada tenía que pasarle un código para que él pudiera hacer los informes. A la final el doctor dijo muy amablemente a mi mamá que lo llamara al día siguiente para informarnos que había sucedido.

Mi mamá salio del consultorio muy inquieta porque no entendía que sucedía, por qué no querían darnos nuestros resultados. Se le ocurrió una idea y llamó al doctor, planteó lo siguiente: que ella llamaría a su hija (Mi hermana) para ver si ella se lograba comunicarse con la Embajada para notificar que él (El doctor) había tratado de comunicarse con ellos para que le otorgaran el código que necesitaba para accesar a nuestro expediente; pues resulta que la actitud del doctor cambio por completo y le dijo a mi mamá que pasara al día siguiente que le entregaría los CDs.

La siguiente mañana (Jueves 23 de mayo) mi mamá llegó puntual a la hora indicada; la hicieron esperar 3 horas porque ”Tenían problemas con las máquinas” y luego el doctor le entregó personalmente los tan esperados CDs con sus informes.

Luego de esto, llamó al consultorio del Dr Briceño y le dijo a su secretaria que llevaríamos los resultados el lunes (Ya que el viernes nos entregarían los resultados de la citología y queríamos llevar todo completo)

Finalmente el lunes (27 de mayo) en la tarde se entregó todo a la Sra Daisy, el siguiente paso era esperar que el Doctor revisara todo para chequear que estuviéramos en perfecto estado de salud.

El miércoles (29 de mayo) recibimos la esperada llamada de la Sra Daisy, se suponía que nos diría que todo estaba bien y nos daría los siguientes pasos… pues no, resulta que las radiografías no servían en ese formato (CDs), porque el Dr Briceño llamó a la Embajada y  le dijeron que necesitaban PLACAS…Había que repetir esos estudios.

Ese día nos tocó brincar y hacer de todo para repetir las placas, hasta con la coordinadora del Hospital Clínico tuvimos que hablar y ella dió la orden para que nos repitieran las placas sin pagar nada extra. Allí esperamos un poco y pasamos para que tomaran la imagen, al salir esperamos unos minutos más y las entregaron inmediatamente.

Para finalizar ese día subimos al consultorio del Dr Briceño y entregamos las placas, para así cerrar de una vez por todas esta etapa de los exámenes médicos.

Ya tan solo quedaba esperar nuevamente noticias por parte de la Sra Daisy…

Después de esto quedamos con mucha inquietudes y decepciones pues nunca entendimos ni entenderemos: ¿Por qué el Dr Eduardo Mora hizo tan difícil el proceso de las radiografías, por qué dió tantas vueltas? ¿Sería cierto que necesitaba un código de la embajada? A esta ultima pregunta personalmente creo que la respuesta es no, ya que el no sale autorizado como médico de la Embajada http://www.cic.gc.ca/dmp-md/medicalinfo.aspx?CountryID=2089&CountryName=Venezuela

Para finalizar deseo que no haya nada raro en todo esto y espero que todo lo que nos decían haya sido cierto. Deseo que todas las personas que están próximas a hacerse los exámenes médicos, tengan una mejor experiencia que la nuestra y se armen de mucha paciencia para soportar cualquier inconveniente que pueda atravesarse en el camino, lo importante es no desistir antes de llegar a la meta.

Mis mejores deseos para ustedes.