Visa de estudiante (Invitado especial)

Mientras espero respuesta de la Embajada con respecto a mi caImagenso, decidí escribir sobre algo más…

El tema de la inmigración es tan extenso, que se me ocurrió la idea de incluir las experiencias de otras personas que visitan la página, en este caso le pedí ayuda a “MARCOS” que al igual que yo es de Maracaibo y  está recorriendo este camino de la inmigración; el muy amablemente decidió compartir su historia en el Blog.

Aquí dejo la primera parte:

“Soy un ingeniero de 30 años, felizmente casado y deseo un mejor futuro para mis hijos (Cuando los tenga).

El porqué de Calgary,  es por  referencia de  mi hermana, quien desde hace más de 4 años vive en su periferia (Okotoks) pero ella y su esposo trabajan en Calgary. Por otro lado mis padres (Quienes cada año viajan para ver crecer a sus únicos nietos) me hablan de la calidad de vida, la seguridad, tranquilidad, orden y respeto a las normas que allá se observan.

Sólo tomar la decisión de buscar futuro en tierras foráneas no fue fácil, pues no podía pensar por mi sólo, sino por la familia que desde hace poco formé. Es por eso que antes de dar el Sí en el altar puse al tanto a mi futura esposa de mis intenciones.

Querer cambiar no implica lograrlo, por lo que tuve que investigar las posibilidades:

1. Proceso Migratorio
2. Conseguir un trabajo
3. Estudiar

La opción 1 la descarté por lo largo del proceso y porque no me aseguraba conseguir trabajo al llegar (Algunas experiencias en Blogs y videos, reforzaron esta última idea).

Decidí comenzar con la segunda, mientras terminaba una maestría en ingeniería). Fueron decenas de Curriculums Vitae o Resume, los cuales, con la asesoría de mi hermana redacté y envié para aplicar como ingeniero y supervisor. La respuestas (Cuando las había) eran siempre las mismas: “Desafortunadamente no tenemos un trabajo adaptado a su perfil” o “No ha calificado para la próxima fase”.

Ya con título en mano y frustrado de las negativas laborales comencé a considerar la posibilidad de hacer estudios de doctorado en la zona de Alberta…”

 

Muy pronto publicaré la segunda parte de su experiencia, por los momentos le doy las gracias por aceptar que publiqué sus vivencias.